Cultura | Libera el cuerpo y cruza fronteras: el pornoterrorismo llega a Guadalajara

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cruzar fronteras no es fácil para nadie, desde las fronteras físicas entre países (pregúntenle a los millones de migrantes), hasta las que la propia sociedad impone, pero sobre todo, las que nosotros mismos creamos.

Empezando por el propio cuerpo y las expresiones del mismo, las convenciones sociales imponen límites que no nos permiten ser totalmente libres.

Esto es lo que Diana J. Torres, artista española, vino a decir a Guadalajara y de la forma menos convencional de la que esta ciudad conservadora esperaba.A través de la performance Pornoterrorismo, Torres establece que trasgredir fronteras no es razón de penalizaciones, librarnos de esas barreras es lo que debemos hacer para empoderarnos de nuestro propio cuerpo.

De repente una mujer con el torso desnudo salió de detrás del escenario gritándole no sé qué a alguien del fondo, minutos antes de que comenzara el acontecimiento escénico.

Poco después, salió de donde mismo pero completamente desnuda, con un paliacate rojo atado a la frente y un tarro de sal “La Fina”. La sal marcó su trayectoria del fondo del recinto con sillas hasta el escenario, donde con la misma cascada de granos blancos formó dos líneas y se las metió por la nariz como si de coca se tratara.

Así comienza Diana a expresar todo lo que tiene por decir y vaya que logra hacerlo con fuerza, poesía y cachondez.

A través del diálogo siempre presente con los espectadores, que a su vez forman parte del performance, el uso de grapas y condones, la declamación de poesía y algo de “percusión corporal”, la española crea un ambiente de complicidad y sacude las mentes de todos aquellos dispuestos a escuchar y ver.

Poco antes de haber hecho su performance en Guadalajara, Diana presentó su libro del mismo nombre en la ciudad de México, donde en una entrevista con La Jornada, brindó su definición de lo que es el pornoterrorismo:

“Casi siempre lo describo pensando que si el terrorismo es una forma de respuesta violenta ante la imposibilidad de diálogo o negociación, puedo decir que el pornoterrorismo es esa respuesta que algunas personas le damos al Estado, a la Iglesia o la ciencia médica que no nos permiten negociar nuestras identidades ni nuestro género ni nuestra sexualidad. También me gusta pensar en las etimologías de la palabra: Porno viene de porné, que significa prostituta en griego, y terror viene de la onomatopeya trrr, que remite a temblar. Así, pornoterrorismo podría ser eso, que las prostitutas hacemos temblar, y con prostitutas me refiero a todas las personas que viven su cuerpo de forma autónoma y sus sexualidades libremente”.

El evento fue organizado por  Cuerpos Parlantescolectivo que se define a sí mismo como un espacio para la reflexión sobre los cuerpos y sus prácticas disidentes.

Por: Dulce Muro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s